domingo, abril 02, 2006

Anotaciones de una libreta negra (I)

Me hago esta advertencia: «Cuidado al contemplar la existencia. Es como sumergirte en el fondo marino. Bastaría con un simple descuido de placer en esa actitud contemplativa para que se abriera una fisura. En ese instante la presión te aplastaría irremisiblemente».

*****
Pero quien recrea una visión de la existencia recrea un artificio, extravía la espontaneidad. Es difícil rehuir el espíritu de hacer tabla rasa con todo. Hasta en el ser más montaraz o reaccionario habita una raíz revolucionaria que forma parte del carácter telúrico de nuestro espíritu.