domingo, abril 02, 2006

Anotaciones de una libreta negra (IV)

Kleist: Me gusta la palabra escrita. Uno puede volver una y otra vez sobre ella sin las impurezas que acompañan a todo diálogo, sin la opresión del instante. La reflexión siempre nace sobre la visión de un horizonte infinito al cual se trata de dar forma.
Después de tanto tiempo ahora ya no recuerdo si este texto es una cita literal del autor alemán o una impresión personal tras leerlo.
¡Cuántas dudas y ambigüedades se habrían podido evitar con un correcto estilo! Ahora no tendría la duda de saber si la idea expuesta en esas cuatro líneas es mía, o la hice mía por sentirla propia.
Mirar siempre el lado positivo de la situación: Una relectura es siempre algo gratificante y de paso ayudará a salir de dudas.