domingo, abril 02, 2006

Anotaciones de una libreta negra (V)

Que no se pueda mirar cara a cara al sol no significa que sólo se pueda vivir de noche o que haya que caminar cabizbajo, pendiente de las sombras de la existencia. Bien está saber adecuarse a la situación y también el espíritu de superación; pero se debe tener cuidado para no verse atrapado por las zonas oscuras.
Entre quedarse ciego o volver la vista recordar que estas cuestiones duales suelen ser bastante dogmáticas e irreales: rara vez suelen conducir a parte alguna.