lunes, abril 10, 2006

Anotaciones de una libreta negra. (VII)

Lo que nos aterra es ver hasta que punto la conciencia de nuestras mentiras nos puede arrastrar a castigos inútiles y represalias inimaginables. Sopesamos las posibilidades pero una vez prevenidos preferimos acumular mentira sobre mentira antes que asumir unas responsabilidades que se desorbitan con el paso del tiempo.