sábado, abril 22, 2006

Anotaciones de una libreta negra. (XI)

Cubrir.- Al aspecto erótico de este verbo le sobreviene un matiz espiritual. En la consumación del acto amoroso se alcanza un vacío estático pero también se hace referencia al espacio de una sola carne, donde el espíritu se fragmenta en infinitos pedazos agotados, carentes de sentido, ridículos e importunos que se tratan de ocultar de la mejor manera posible, a semejanza de lo que se hace con las sabanas para resguardar el mobiliario de una casa abandonada