sábado, abril 22, 2006

Anotaciones de una libreta negra. (XIII)

Alguien me dijo una vez que nuetras ficciones salen de la realidad. A mi me gustaría que las realidades salieran de nuestras ficciones, sobre todo porque de esta manera se revelaría un impulso vital, una voluntad constructiva que, de otra manera, queda en una mera transcripción de nuestros sucesos.