domingo, abril 23, 2006

Anotaciones de una libreta negra (XVI)

La ausencia de ideales han conducido al hombre a un punto en el cual el aliento vital se mide por latidos. En la incertidumbre lo único cierto, pero no por ello menos inaprensible- es el instante.